Hoy me dí cuenta de que cada día el sentido se me escapa más de las manos. La vida, como voluntad de poder se aleja cada vez más de mi y por eso me odio, me odio a más no poder. Te he abandonado maestro  te he abandonado como debía, me he alejado, me he buscado a mi mismo, me he encontrado y no me ha gustado, no me ha gustado nada, absolutamente nada.

No me he visto al espejo porque no quería tener que quitarme la vida, no quería abandonarme. Pero me he encontrado horrible, iluminado por luces claras, con la piel suave, sin rasguños  con la vida podrida, absorbida por una rutina que no es mía  Me he encontrado maestro con una vida que no me pertenecía. Me he encontrado y me encuentro con un cuerpo degenerado por la seguridad de su mal vivir, con un cuerpo convertido en perversión, en una maquina blanda. Me he encontrado maestro, me he encontrado.

Mediocre maestro, mediocre soy porque vivo en un mundo mediocre.

Anuncios